Home / Español / Pensaron que tenía un tumor en el estómago, pero lo que encontraron los médicos los dejó perplejos.

Pensaron que tenía un tumor en el estómago, pero lo que encontraron los médicos los dejó perplejos.

En el mundo existen distintos trastornos alimenticios que pueden sufrir las personas. Los que mayormente conocemos por ser los más comunes son la bulimia y la anorexia, los cuales tienen como fin último, según la persona, lograr que se tenga un peso por debajo a lo normal. Las personas que sufren de esto suelen verse gordas en el espejo; en el caso de la anorexia evitan comer cualquier tipo de comidas, mientras que las personas con bulimia comen todo lo que quieren para después vomitarlo.

ANUNCIO

Comúnmente son las mujeres las que sufren de estos desordenes alimenticios, puesto que se dejan llevar por los preceptos que impone la sociedad sobre el aspecto de cada quien. Sin embargo, eso no exenta a los hombres de no padecerlos.

Ahora bien, si bien estos son los desordenes alimenticios que normalmente se ven en las personas, existen muchos otros más que desconocemos como, por ejemplo, el caso de Ayperi Alekseeva. Ella es una joven mujer proveniente de la provincia Batken, en  Kyrgyzstan, quien tiene un desorden alimenticio unido con un factor psicológico importante.

hairball-516712-1

La chica se acostumbró a comer su propio cabello, además de los trozos de lana de la alfombra que tiene en su casa. Sí, así de raro es este desorden que la chica tuvo que ser internada en el hospital, puesto que llegó un momento en el que sintió que su estomago no podía más. Cuando llegó al hospital los doctores le hicieron un eco para saber qué era lo que pasaba con esta chica, en el pequeño aparato pudieron ver como tenía dentro una masa sospechosa, por lo que sospecharon que era un tumor. Inmediatamente, la llevaron al quirofano, pero lo que los médicos encontraron fue algo peor que una anomalía.

cen_hairraising_04

De la chica extrajeron más de 4 kilogramos de cabello que se encontraba alojado en su tracto digestivo. Al ver esto los médicos no supieron qué hacer o cómo actuar. Rápidamente le solicitaron a la chica que fuera vista con un psicólogo, quien le diagnostico un desorden alimenticio demasiado extraño junto a una falla psicológica en su mente, por lo que debería ir regularmente a terapias para poder mantenerse estable.

De igual manera, luego de la cirugía la chica tendría que quedarse en observación por un largo tiempo, puesto que estaba en extrema desnutrición y hubiese sido posible que se hubiera muerto de deshidratación si no la llevan pronto al hospital.

ANUNCIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close