Home / Español / A los 11 años decidió caminar al altar. La razón te romperá el corazón

A los 11 años decidió caminar al altar. La razón te romperá el corazón

En la cultura occidental el matrimonio suele tener un valor preponderante porque entre otras cosas significa el sello definitivo a una relación de pareja que se encuentra totalmente consolidada. Vale la pena mencionar que hay estándares muy precisos en torno a este acto simbólico y uno de ellos es la edad a la que se supone debe ocurrir el casamiento. Este momento de la vida coincide con el término de los estudios universitarios y el matrimonio no viene sino después de estar en un trabajo estable durante algunos años porque alguien debe pagar los gastos relacionados con la celebración.

ANUNCIO

Ahora bien, esos son datos que todos manejamos pero ocurre que casi nadie piensa en el significado que este evento tiene para los familiares de los novios. Se trata de un par de madres que ven cómo sus retoños crecieron y se van y también llaman la atención los padres que ven el producto de un trabajo duro por fin echar frutos. El padre de la novia se encuentra en un momento difícil porque suele ser el responsable de entregar a su hija al hombre que ella misma escogió para pasar el resto de sus días. Es algo muy emotivo.

A propósito de lo anterior Lindsey Natzic Villatoro quien es una famosa fotógrafa decidió que haría algo especial por un señor de 62 años llamado Jim quien había sido diagnosticado de cáncer de páncreas. Como este se encontraba en una etapa muy avanzada era poco lo que iba a poder hacer para solventar las cosas pero tenía clara una cosa y es que su sueño más anhelado era llevar a su hija al altar. La pequeña Josie iba a cumplir apenas 11 años pero Villatoro tenía algo en mente que dejaría a todos sin palabras. Tan sólo hicieron falta unas pocas donaciones y el plan resultó.

El día del cumpleaños de la niña había una sorpresa para Jim. Se construyó un pequeño altar y daba la impresión de que Josie se estuviera casando. Además de eso la niña fue vestida con hermosa ropa blanca para recrear aún mejor la ilusión.

Los miembros de la familia que asistieron al evento no pudieron contener las lagrimas porque era muy difícil simplemente ignorar al hecho de que a Jim sólo le quedaban unos pocos meses de vida y que probablemente esa sería la última fiesta a la que asistiría junto a su amada hija Josie. ¡Recuerda compartir esta nota!

formatfactory57ed15057fde9_8

formatfactory57ed151daf104_10

formatfactory57ed14b47e7d9_1

formatfactory57ed14d9a67d6_4

formatfactory57ed14f0d869d_6

formatfactory57ed14d05975f_3

formatfactory57ed14e6d38db_5

formatfactory57ed15113fd88_9

ANUNCIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close